Imprimir esta página
21 Abr 2019

Es Pascua! Aleluya

Con el gozo siempre nuevo de lo que renace celebramos la Pacua de Resurrección... un gozo tan grande que los cristianos lo prolongamos cincuenta días.

El Cirio pascual preside nuestras celebraciones, los cantos que debieran ser obligatoriamente alegres, los aleluya que se replican a toda hora; la liturgia se viste con sus mejores signos para proclamar la novedad de nuestra fe, la que da sentido a todos los dolores de la historia

Permitamos que esta enorme alegría nos invada...que el Resucitado nos sorprenda, nos desconcierte al comienzo, pero que la inquietud del encuentro nos haga salir corriendo de nosotros mismos, apurados porque no podemos aguantar callados la novedad.

¡Hay tanto instalado en nuestra existencias! Tanto semidormido, aletargado, sepultado al fin... que merece resucitar.... desde los talentos que escondemos hasta la capacidad de brindarnos de mil modos a los que están cerca de nosotros.

Pero no nos achiquemos porque no tenemos ánimo para emprender  esos desafíos. Tal vez sea el momento de convencernos de que "llevamos este tesoro en vasos de barro, para que sea vea claramente que esta pujanza extraordinaria viene de Dios y no de nosotros", pensemos con San Pablo.Ponernos en actitud de confianza y dejar que la fuerza del Resucitado obre en nosotros... siempre será verdad que "lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado"

 

-->