Buenas nuevas

Con las páginas de la agenda casi en blanco, 2020 es otro don del Señor que nos regala la vida. Con innumerables conflictos a nivel mundial, con enormes desafíos en la Argentina, la especial mediación de María se hace presente de manera especial sobre nuestro pueblo.

Este Año Mariano Nacional, convocado para celebrar los 400 años de la devoción a la Virgen del Valle en Catamarca, recuerda nuestra condición de hijos, pobres, pequeños, siempre necesitados de una Madre. Por de pronto, una conversión de nuestras autosuficiencias... de reconocer que sin Ella que le habla a su Hijo Jesús, de nosotros, pobres pecadores... no podemos nada.

Invitación a los rosarinos: meditar cada palabra del Avemaría...

23 Dic 2019

Saludo Navideño

En medio de despedidas, prisas y decisiones, el Adviento nos sorprende, como siempre hace Dios, y más cuando viene a nuestro encuentro.

Tal vez sea bueno que la geografía del hemisferio sur nos sea propicia para que el Acontecimiento nos ayude a hacernos espacios de silencio, paz, gozo en el corazón.... y ese poder pensar en otra cosa que no sea el fin de año escolar y afines.

Me pregunto: ¿qué sería de estos afanes impostergables, si no fuera porque el Adviento nos permite refugiarnos en otra dimensión?

En los próximos días un grupo de chicos de nuestros colegios particparán en "Cuatro Vientos", nuestra casa de Moreno, del retiro llamado Jericó con María.

Con las orientaciones de la Prof. Stella Santorum de Trenque Lauquen y de la H Fabiana, y un grupo de catequistas, han organizado espiritual y materialmente, esta prometedora experiencia.

Los profesores de los colegios aportaron alimentos necesarios, y los responsables han preparado el material. Los chicos con más experiencia en estos encuentros, participan con importantes servicios.

Y especialmente, todos hemos rezado y seguimos rezando para que cada joven se encuentre con Jesús. No pedimos contabilizar los éxitos... ni ver los frutos de la cosecha. A Él y a su Madre se los encomendamos. 

Un hermoso video para compartir en estos días.

Encomendamos a nuestras comunidades especialmente a la del Instituto Elisa Harilaos, en este momento de prueba.

 

Tu palabra es una lámpara para mis pasos,
y una luz en mi camino.  (Sal 119,105)

 

Porque el precepto es una lámpara,
y la enseñanza, una luz. (Prov 6,23)

 

Sólo cuando la luz se posa sobre los objetos podemos verlos: sus colores, sus formas, el lugar que ocupan. Sólo cuando la Palabra se posa y difunde sobre nuestra vida podemos verla tal cual es. La Palabra nos descubre la verdad que hay en cada cosa, por eso nos trae discernimiento. Nos saca de la ceguera, nos devuelve a la realidad. Pensemos en la experiencia de estar a oscuras, por ejemplo cuando se corta la luz eléctrica. Andamos más despacio, con temor, y sentimos que el entorno “se nos achica”. ¡Qué alivio cuando llega la luz! Así de iluminadora llega la Palabra a nuestra vida.

Con esta imagen de la luz, que todos entendemos bien, la Palabra de Dios nos invita a acercarnos a ella y a gustarla. Septiembre es una buena ocasión para esto.

Pensamos en silencio: ¿alguna vez me acuerdo de buscar una respuesta a mis problemas, a lo que tengo que decidir, en la Palabra de Dios?

 

Oración

Señor, nos dices que tu palabra es una luz y nosotros, muchas veces, preferimos la oscuridad o los resplandores que brillan un momento y después nos enceguecen…

Te pedimos, hoy, de corazón, que abras nuestros ojos a la luz de tu verdad y que busquemos las respuestas que sólo Tú nos das, porque sólo Tú tienes palabras de vida eterna.

La Comunidad de Santa María del Rosario tiene la alegría de invitarlos a celebrar las Bodas de Plata de Profesión religiosa de la Hna. Fabiana Moreno.

La misma ser realizará el 20 de agosto a las 17, en la Capilla del Colegio.

Herrera 575, Ciudad de Buenos Aires

Con fervor cada una de nuestras comunidades celebró al Corazón de Jesús.

Esta oración frente al Santísimo, con silencio, canto y Palabra es una bella tradición del Instituto.

¡Gracias a todos por conservarla!

Que Él se los retribuya en las gracias que cada uno más necesita y que cambie nuestro corazón de piedra en corazón de carne!

El viernes 14 y el sábado 15 de junio nos encontramos con los enviados de cada escuela para comenzar a formarnos como Coordinadores de Pastoral y como referentes de la implementación de la ESI en nuestras escuelas. El Profesor Mario Cabrera fue guiando nuestro aprendizaje y experiencias para comenzar este desafiante itinerario que proseguirá con encuentros virtuales y presenciales. ¡Ánimo para todos!

.

Tú, nombrado Consolador

                                                                             ( a modo de Secuencia)

… Toca con bálsamo dulce

   las llagas más encarnadas

   pero déjanos las cicatrices

    para corroborar al Resucitado

… Afirma con tu vigor

lo que en nosotros vacila

pero déjanos la debilidad

que, a veces, evangeliza.

... Enciende con tu llama

nuestro corazón al escuchar la Escritura

pero déjanos la humildad

de comprenderla en tu Iglesia 

…Rocía con agua viva

el fondo de nuestras sequedades

pero déjanos la pobreza

de necesitar de otros pozos 

… Refresca con tu brisa

los desiertos a donde la vida nos empuja

pero déjanos las huellas creyentes

que nos permitan caminar hacia la Promesa  

… Pacifica con tu equilibrio

la desmedida de nuestros arrebatos

pero déjanos la locura de los sabios

que dan la vida cuando todos se esconden 

… Defiéndenos con tu elocuencia

frente a los juicios inicuos,

pero no nos niegues

la posibilidad del martirio

si al fin germinará en cristianos nuevos.

 

                             Amén. Aleluya

Con el gozo siempre nuevo de lo que renace celebramos la Pacua de Resurrección... un gozo tan grande que los cristianos lo prolongamos cincuenta días.

El Cirio pascual preside nuestras celebraciones, los cantos que debieran ser obligatoriamente alegres, los aleluya que se replican a toda hora; la liturgia se viste con sus mejores signos para proclamar la novedad de nuestra fe, la que da sentido a todos los dolores de la historia

Permitamos que esta enorme alegría nos invada...que el Resucitado nos sorprenda, nos desconcierte al comienzo, pero que la inquietud del encuentro nos haga salir corriendo de nosotros mismos, apurados porque no podemos aguantar callados la novedad.

¡Hay tanto instalado en nuestra existencias! Tanto semidormido, aletargado, sepultado al fin... que merece resucitar.... desde los talentos que escondemos hasta la capacidad de brindarnos de mil modos a los que están cerca de nosotros.

Pero no nos achiquemos porque no tenemos ánimo para emprender  esos desafíos. Tal vez sea el momento de convencernos de que "llevamos este tesoro en vasos de barro, para que sea vea claramente que esta pujanza extraordinaria viene de Dios y no de nosotros", pensemos con San Pablo.Ponernos en actitud de confianza y dejar que la fuerza del Resucitado obre en nosotros... siempre será verdad que "lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado"