Buenas nuevas

El Colegio y Liceo Nuestra Señora del Rosario de Atlántida estuvo de fiesta, ¡mirá algunas de las imágenes de la celebración!

patritlantida 1

“El Espíritu dijo a Felipe: Adelántate y únete a ese coche. Felipe corrió y escuchó que el etíope que iba en el coche leía al Profeta Isaías. Felipe le preguntó: ¿entiendes lo que lees? El etíope contestó: Si nadie me explica, ¿cómo voy a entender?...

Felipe partiendo de ese texto, le anunció a Jesús.

Siguiendo el camino llegaron a un lugar donde había agua. El etíope dijo: Aquí hay agua. ¿Por qué no sería yo bautizado?  Felipe le dijo: Si crees con todo tu corazón, se puede. Él contestó: creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.

Entonces hizo parar su coche y bajaron ambos al agua. Felipe bautizó al etíope. Cuando salieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe: el otro no lo vio más y siguió su camino muy alegre.

                                                                       (del libro de los Hechos de los Apóstoles)

La iglesia avanzaba en el anuncio de Jesús. En este episodio la Iglesia se va lejos, en la persona del diácono Felipe.

Acércate y camina junto: es una orden que el Espíritu Santo comunica al diácono Felipe. ¡Bella fórmula para la iglesia y para nosotros! ¡Acércate! No esperemos que alguien, por casualidad, venga a nuestra comunidad. Pongámonos en marcha nosotros, porque el mismo Espíritu que movió a Felipe, nos anima a nosotros.

¿Comprendes lo leído? A veces nosotros ponemos en mano de la gente ejemplares de la Biblia. Eso no basta. Más de uno podría repetir la queja: ¿cómo lo puedo entender si no hay quien me lo explique?

Pensemos: ¿nos acercamos y caminamos junto a los otros? Aunque de manera muy sencilla, ¿aprovechamos las ocasiones para explicar algo sobre Jesús?

Oración

Escucha Señor nuestra oración y haz que, mediante nuestro anuncio de Jesús, todos los hombres comprendan y amen tu Palabra. Amén

Con más preguntas que respuestas,

...con el desafío de ir saliendo todos los días al encuentro de situaciones impensadas;

... estableciendo distancias donde antes nos preocupaba poner los bancos más juntos; 

... adivinando nombres a través de las miradas, 

... poniendo fronteras en los patios que antes eran ocasión de libertad,

... negándose al abrazo, y a dar ese cobijo tan buscado

...  donde hay que creer que nos sonríen,

.... pensando más en el alcohol que en los caramelos,

... y en la conectividad más que en los vínculos;

Con todo eso, y mucho más...

seguir apostando a dejar huellas,

a esperar contra toda esperanza,

a "encender una luz por pequeña que sea"

a reecontrar el sentido  de porqué seremos "esenciales"; y merecer el adjetivo...

                                                                                                           Al lado de cada uno de ustedes,

                                                                                                                                               H. María de las Gracias